La medicina occidental, con su énfasis en el método científico moderno, nos ha permitido entender, en un sentido absolutamente material, cómo funcionan o no funciona nuestro cuerpo.

Se basa principalmente en una estructura corporal formada por varios sistemas como el nervioso, circulatorio, esquelético etc.

 Por el contrario, la medicina oriental tradicional, con su énfasis en una tradición filosófica muy antigua, nos ha ayudado a comprender un concepto más holístico y energético de nuestro cuerpo.

Esta visión es totalmente diferente, el cuerpo humano es visto como un conjunto de procesos que sustentan la vida, protegidos y nutridos por la circulación de la energía vital.

 Estudiando estas tradiciones de forma colectiva, tal vez podamos llegar a una visión más completa, holística y amplia del cuerpo, una que verdaderamente enriquezca nuestra práctica y nuestra salud.

“El todo es mayor que cada una de sus partes” Aristóteles.

La palabra “holismo” viene del griego “holos” que significa “todo” o “totalidad”. Así en EXPRESSIÓN te ofrecemos un espacio de calma en el que cuerpo, mente y conciencia conviven y se expresan.

A través de una actitud abierta y dispuesta a percibir, se integran experiencias en el Ser vinculando acciones, conocimiento, comprensión…

El pensamiento holístico ve la cosas en su conjunto como un todo.

En el campo de la psicología, el holismo hace referencia a la integración entre mente, cuerpo y espíritu. Es la que mira y estudia la persona como un todo.

“…los tres caballos que tiran de este carro que es el cuerpo- la acción, la emoción y el intelecto – deben trabajar en perfecta armonía. Sólo  entonces aquél podrá moverse suave y  fácilmente y llegar a salvo a su destino. Solo entonces podrás estar en armonía con lo Infinito, oír la voz callada del Alma y disfrutar de la dulce música del Yo”. Bhagavad Guita.

Volver